Ciclo Nuevo

La honestidad intelectual ¿qué es? ¿para qué sirve?

Qué es la Honestidad intelectual  y por qué es  fundamental  en el análisis de una situación, problema o conflicto.

Primera parte – la teoría.

 

Permanentemente nos enfrentamos con situaciones personales que debemos analizar, y decisiones que tenemos que tomar.  Existen varias herramientas y métodos de análisis, pero aquí nos detendremos en otro aspecto: la actitud del que analiza.

Un buen análisis crítico debería comenzar con un planteo de la situación inicial, una descripción objetiva, desde lo alto como a mí me gusta decir, lo más completa posible.

Antes de llegar a cualquier conclusión, hay que recopilar datos e información, procesarla, hacerse preguntas tendiendo a obtener respuestas y soluciones a los problemas, preferentemente desde distintos puntos de vista.

Si lo que estamos analizando es un problema, algo que nos genera un conflicto o preocupación,  la meta  del análisis será encontrar una respuesta adecuada para arribar a una solución satisfactoria.

Si por el contrario lo que analizamos es una opinión, un punto de vista sobre un tema determinado, partiremos de un supuesto, y el objeto del análisis será validarlo, saber si se justifica, si está debidamente  argumentado y demostrado.

En este post me quiero detener en la llamada “honestidad intelectual”.

Primeramente aclaremos que no tiene relación con la protección de los derechos intelectuales y de autor, patentes de invención,  ni nada vinculado con la propiedad intelectual.

El sustantivo “honestidad” hace referencia a la honradez, a la razonabilidad, a lo justo, lo probo, lo recto.

El adjetivo “intelectual” a su vez se vincula con el raciocinio, el entendimiento, la comprensión.

 

La honestidad intelectual es una habilidad, una actitud, una forma reflexionar, de encarar el análisis de una situación o problema. Quien es honesto intelectualmente tiene plena conciencia de que el resultado al que arribará es incierto. Esta incertidumbre acerca del resultado o conclusión es lo que define a la honestidad intelectual.

Quien es honesto intelectualmente busca la mayor objetividad y rigor en sus reflexiones, se libra de preconceptos y prejuicios (en la medida de lo posible, al menos los reconoce y evita que afecten el proceso), y se atiene a las respuestas o conclusiones a las que llega.

Quien es honesto intelectualmente  reflexiona y analiza en forma coherente, razonable, justa.

Quien es honesto intelectualmente defiende y sostiene sus conclusiones y opiniones, aún cuando no le convengan.

Quien es honesto intelectualmente busca la verdad, no su propio interés.

Quien es honesto intelectualmente  es responsable, es un ser libre, se convence a si mismo, busca él sus propios argumentos  y no se somete a opiniones de terceros, independientemente  de la autoridad que tengan estos últimos.

Quien es honesto intelectualmente es una persona valiente, busca y defiende la verdad con argumentos sólidos y rigurosos, y no teme reconocer sus propios errores.

 

Cuando un periodista analiza hechos investiga, sin saber a dónde llegará con su investigación, ni dejará que la misma tuerza su rumbo por intereses propios.

Lo mismo cuando un juez probo analiza la situación de un procesado, no sabe de antemano si el mismo resultará condenado o no,  no prejuzga, no tiene un juicio previo; y si lo tiene no se aferra a él.

 

¿Quién no ha tenido acaso un conflicto por sostener creencias o principios ? ¿Están debidamente justificadas, o te han sido impuestas por terceros, aún con la mejor intención ?

No hay que temer a revisar (y eventualmente reforzar, cambiar o sustituir) tus creencias, opiniones, criterios, consideraciones cuando así lo sientas.  No debemos temer al pensamiento crítico y debidamente fundamentado.  Nada ni nadie  nos ata a creencias a las que no le encontramos justificación alguna. Tampoco no debemos tener miedo a no tener una opinión formada sobre un tema determinado; ni debemos desesperarnos por sustituir una creencia con otra.

En una próxima entrada veremos la parte práctica y como se aplica en casos concretos.

 

Deja un comentario